Volver a Escuelas Solidarias

Reflexionamos sobre los Derechos Humanos.

Artículo 25. 1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar y, en especial a la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes a su voluntad.

2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencias especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.

Siempre está en boca de todos, pero ¿Sabemos realmente lo que significa y qué implicaciones tiene? Y, lo más importante, ¿Sabemos si es respetado en todo el mundo? Es uno de los derechos más fáciles de entender, todo Ser Humano debería tener un hogar, una casa. Pero ¿Por qué incluirlo en una lista? Dirían muchas de las personas de clase alta, media e incluso rozando levemente la baja, (económicamente hablando claro): todos tenemos casa. Pues resulta que eso no es cierto. Y no, no hace falta que se transporten a África, sólo  hasta la esquina de alguna calle, al banco de la acera de en frente, a la cabina del cajero más cercano… Estoy seguro de que muchísima gente no sabe cuántas personas no tienen un techo bajo el que refugiarse cuando llueve. Deben saberlo, solo en Madrid hay entre 2000 y 9000 personas sin hogar y en España hay unas 30000. Da qué pensar ¿No?

Siempre nos quejamos de lo desafortunados que somos por no tener el último videojuego o la última prenda de ropa más de moda. Mientras tanto, hay personas que se contentarían con tener un lugar a donde volver tras pasar un día en la calle. Es normal que nos quejemos, no somos perfectos; lo que no es normal es que aún sabiendo el número de seres humanos que viven en la calle, no hagamos nada, aún viendo como cada día esa gente desmonta su “cama” de la cabina del cajero les miremos por encima del hombro, con miedo o incluso con asco. Somos humanos, con esto espero haberles aclarado lo que pienso.

Escogí este derecho para hablar sobre él porque pasa inadvertido siempre. Todo el mundo piensa en el derecho a la educación, al voto, a la libertad de pensamiento…grandes sueños e ideales. Pero ¿Qué pasa con las 30000 personas que viven en las calles de España cada día?  ¿No merecen ellas nuestra atención? Es posible que estemos muy ocupados, que no podamos o no sepamos cómo ayudarles, pero por lo menos pensemos en ellos. Cada día después de cenar o antes de hundirnos en las praderas de los sueños, dediquemos uno de nuestros valiosos minutos a pensar en ellos y a pedirle a quien competa que les ayude .Y  nunca, nunca debemos de mirarles con asco, porque ellos no son cucarachas indecentes que retozan en nuestra ensalada, son seres humanos que únicamente no han tenido la misma suerte que nosotros.

Enrique Martín Padrón.

Artículo 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Todas las personas cuando nacemos, tenemos unos derechos. Pero no todos pueden beneficiarse de ellos. Este artículo lo que defiende es que debemos vivir haciendo lo que realmente queremos. Para conocernos a nosotros mismos en el transcurso de la vida. En el camino a recorrer de cada uno. Este artículo no se cumple, ni en los lugares más seguros ni libres del mundo. Esto va por los que aún no tienen voz, pero existen y viven. ¡Todos tenemos derecho a tener derechos! Haz de los derechos humanos, una realidad.

De este artículo se pueden deducir otros muchos puntos muy importantes, de los cuales yo destacaría:el respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las propias decisiones, y la independencia de las personas; La no discriminación; La participación e inclusión plenas y efectivas en la sociedad; El respeto por la diferencia y la aceptación de las personas con discapacidad como parte de la diversidad y la condición humanas; La igualdad de oportunidades; La accesibilidad; La igualdad entre el hombre y la mujer; El respeto a la evolución de las facultades de los niños y las niñas con discapacidad y de su derecho a preservar su identidad…

Ívory Samos Acosta.

Artículo 9: Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

Parece increíble que cosas de tan sentido común tengan que ser defendidas, e incluso en la mayoría de casos, violadas. Ningún derecho es un derecho más. Cada uno es indispensable y estas normas son lo mínimo a cumplir en la sociedad.  Y aun así se sigue expulsando a personas, repito, personas,  de países o se les sigue deteniendo sin razones de peso.  Tienes derecho a un hogar y a una nacionalidad, y por lo tanto tienes derecho a gozar de libertad. Perteneces a un lugar y nadie debería poder sacarte a rastras de tu casa, echarte tras la frontera o encadenar tus manos desnudas y limpias de persona libre. ¿No es increíble, que aun así haya personas que padezcan este encarcelamiento, entre los barrotes

fríos y duros de la injusticia?.                                               

 Celia Domínguez Gimbernat

Artículo 12 .Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su corre spondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

En  mi opinión este derecho no funciona como debería por que todos somos víctimas del acoso a nuestra intimidad sobre todo con la publicidad de hoy en día que es muy poco respetuosa con nuestro tiempo libre y nos acosa desde todos los medios de comunicación no

solo los públicos si no los privados como puede ser nuestros teléfonos muestro correo y por las diversas redes sociales. Yo pienso que nuestros datos personales no son difíciles de conseguir por cualquier cosa te piden una serie de documentación por ejemplo una compra, esos datos que tu confías se llevan a una base de datos a la que una persona con un mínimo conocimiento puede acceder como puede ser una compañía telefónica ahora las empresas que requieren tus datos como puede ser una empresa medica firman una cláusula o contrato en la que tu confías tus datos personales a una persona y esta no puede revelarlos a ninguna otra persona que no se la que haya firmado la cláusula o contrato . De esta manera se ha empezado a respetar un poco los datos personales de estas personas.

Miguel Martín López.

 

Artículo 28. Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

    Como bien se describen, los Derechos Humanos son aquellas libertades, facultades, instituciones o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos que incluyen a toda persona, por el simple hecho de su condición humana, para la garantía de una vida digna. En pocas palabras, los principales fundamentos para nuestra convivencia…

La libertad es algo muy importante en la vida de los Seres Humanos , por ejemplo el simple hecho de jugar en la calle , contar pétalos

 

de flores en el campo , dar una vuelta con tus amigas… etc. Todo ello, gira en torno a  un mundo justo y libre. Donde todas las personas tendríamos los mismos derechos.

Este derecho nos explica que necesitamos paz: no más guerras ni muertes perdidas. Pero, desgraciadamente, esto no es así. En lugares tan cercanos a nosotros, como en el Sahara donde Marruecos, por anexionarse más territorio siembra muertes, niños huérfanos, saharagüis rebelados por el dolor sentido por la pérdida de sus familiares más queridos… Allí se está cometiendo un error y es violar todos los derechos humanos.

También nos explica que necesitamos justicia. Un buen ejemplo sería, la típica escultura situada por fuera de los edificios de Justicia: una mujer con los ojos vendados sujetando una balanza. Esta imagen simboliza que ante la ley todas las personas son iguales, sin importar el color de su piel, su posición económica, sus propiedades, su origen… todos somos iguales . Debemos trabajar unidos para construir un mundo mejor.

Lidia Casañas Negrín

                                                                                                                                             

Artículo 4: Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre; la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.

En mi opinión todo el mundo tiene derecho a nacer libre, vivir libre y morir libre. Sin importar su condición sea ésta la que sea.

Este derecho es por ello uno de los principales y fundamentales, en mi opinión, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pese a esto, hay muchos países que aún no los han incluido en sus propias leyes.

Y no pensemos que estamos hablando de situaciones que se dan en países lejanos de África o Asia, esto también ocurre en las grandes ciudades europeas, donde se explota al trabajador, aumentando sus horas laborales, reduciendo sus salarios, prohibiéndoles pedir vacaciones.

El próximo 10 de diciembre harán 62 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU; cuando se promulgó en París este derecho supongo que estaría en el ánimo de todos que se cumpliera. Sin embargo, hoy en día la esclavitud y la servidumbre están presentes en nuestra sociedad y van desde la explotación infantil hasta la prostitución forzada.  Todavía en algunas sociedades la esclavitud es tan habitual que apenas se considera algo negativo. Es el momento de luchar contra las nuevas formas de esclavitud, ¡Ahora!

 

Ángel Luis Reyes Vázquez.

Art. 7: Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley.

Todo el mundo tiene derecho a protección jurídica que garantiza un estado de derecho, en pocas palabras, todos somos iguales y tenemos derecho a que se nos trate de una manera justa.

    No hay diferencias ante la ley por el hecho de pertenecer a una raza, religión, o grupo social determinado, por ejemplo, no por ser más rico tienes más derechos ante la ley que un pobre. Todo el mundo tiene el mismo derecho a ser defendido ante un tribunal justo. Si has cometido algún delito, la ley te garantiza que puedas ser defendido por un abogado. Hasta el asesino más despiadado tiene derecho a un abogado defensor.

Nadie por ser blanco o negro, rico o pobre, o por tener algún tipo de minusvalía física o mental, va a recibir un trato especial o de favor ante un tribunal. Este derecho, sin duda alguna, es uno de los que más conflictos ha provocado en el pasado y en el presente, es tan importante como el resto de derechos humanos. Si esta ley hubiera sido respetada en todos los lugares del planeta, se hubieran producido menos injusticias.

Resalto la imagen de Nelson Mandela; ex presidente de Sudáfrica, un hombre que vivió más de 20 años en prisión, víctima de un régimen racista que discriminaba a la gente de color y premio Nobel de la Paz y defensor indiscutible del artículo número 7 de los derechos humanos.

También cabe mencionar a Shirim Ebadi;  abogada iraní y premio Nobel de la Paz en 2003 que al hablar sobre las injusticias vividas en su país en los últimos 30 años nos dice: –Durante la época de la Revolución islámica en Irán, dirigida por Jomeini a finales de los años 70, el valor de la vida de una mujer era la mitad que la de un hombre. Por ejemplo, si un coche atropellaba a una señora y a su marido, la indemnización que había que pagar a la mujer era la mitad que la del hombre, y si una mujer quería divorciarse, tenía que pedirle permiso a su esposa. Ebadi nos recuerda con su testimonio, la difícil tarea que supone trabajar por la justicia, dentro de un sistema que no la tiene.                                                                                                                  

Mario Fernández – Villanueva Domínguez

Todos somos iguales para los derechos:

 ¿Por qué existían guaguas para diferentes razas? ¿Por qué tenían que ir a diferentes colegios si todos eran niños? Si eras blanco, negro o hasta amarillo tenías menos derechos y más obligaciones. Es decir una vida dependiente de tu propio color.

Yo pienso que nunca debería haber existido el racismo. Por qué si no ahora mismo que haríamos sin el estupendo Michael  Jordan. ¿Qué sería la NBA sin los jugadores de color? Ellos nos han dado un par de minutos de satisfacción en nuestra vida, cuando les vemos meter triples, encestar mates imposibles, hasta incluso colocar estupendas jugadas. Mientras que sus antepasados sufrieron más de un par de minutos en sus vidas de marginación, esclavitud, tortura… etc. Sinceramente le debemos mucho a todas estas personas de color que han sufrido pero que ahora son personas muy importantes para la humanidad y con gran poder. Por ejemplo fíjense en Barack Obama, Coby Briant o simplemente Lou Vega. Deberíamos nosotros ahora recompensarles sólo intentado que ellos también puedan disfrutar de un par de minutos de su vida gracias a los derechos humanos.

Elena Herrero Ferrer