Volver a Entrevistas

Sigue el camino de las letras

 

Escribir es… ¿Trabajo, tarea o vocación?

Noelia González González, 13 años: No puedo decir que me pase el día escribiendo, pero sí que cuando lo hago me gusta, me apasiona.

Ana Pérez Melián, 13 años: Simplemente me gusta.

¿Se puede ser una gran escritora sin ser una gran lectora?

N: Leer me ayuda a ordenar las ideas. Antes se me ocurrían finales estupendos, pero no lograba hilar la historia. Leer me ha enseñado a ordenar esas historias, no sólo en los finales.

A: Sería prácticamente imposible, porque cuando lees, descubres nuevas palabras y formas de expresión, y te enriqueces.

¿Qué libros te han marcado?

N: Me encantan los libros de amor, pero también me gustan las historias realistas, incluso trágicas, como El niño del pijama de rayas (me estremeció) o El club de los corazones solitarios (una enseñanza sobre la amistad).

A: Todos los libros te marcan, empezando por los cuentos. Aunque realmente los libros que más me han marcado son los de la Literatura Latinoamericana, que me recomendó mi madre, como Allende o García Márquez. Es una lectura especial, sabrosa, más rica, más cercana. ¿Un libro? Comparto libros con una amiga y el último que he leído, y esta es mi recomendación, es La saga de los cazadores de sombras.

Si te definieras con un género literario serías…

N: Una novela.

A: Me gusta todo, especialmente la novela.

El recuerdo más latente del Concurso Coca Cola-Jóvenes talentos ha sido…

N: El momento en el que terminé y salí. Me puse muy nerviosa al encontrarme con los profesores y pensé…”Hice un relato horrible”.

A: La libertad. Te dan una frase, en este caso una imagen, y no te ponen límites. Simplemente tienes que fijarte un tema y empezar a escribir. No te encasillan.

¿Qué le dirías a una persona que dice que no le gusta leer?

N: Que no ha encontrado el libro adecuado, porque cuando lo encuentras te enganchas y ni siquiera puedes dormir ni para de leerlo, porque no quieres perder esa sensación.

A: Yo nunca he entendido mi vida sin libros, en cierto modo es un logro de la humanidad, una forma de compartir ideas. Hay que encontrar tu “media naranja literaria”, ese libro con el que nunca imaginaste que llegaría a marcarte como lo ha hecho.