Volver a Entrevistas

Entrevista a Marisol Ortiz de Zárate

Marisol Ortiz de Zárate  nos ha visitado para hablarnos de su libro La canción de Shao Li, y hemos aprovechado la oportunidad para hacerle una entrevista.       

        

1. A lo largo de tu charla has comentado tus visitas reiteradas a Londres y siempre en noviembre ¿eres una viajera con gustos muy particulares? ¿Por qué Londres como contexto para el libro?

 Soy bastante fácil para los viajes, me gustan ¡todos! La última semana de noviembre hay un congreso de magia en Londres al que siempre acudo de acompañante. Al no tener que asistir al congreso tengo exceso de tiempo para pensar, pasear, recibir la visita de las Musas… En algún momento de alguno de esos viajes, la idea de LA CANCIÓN DE SHAO LI apareció seguramente como respuesta a un estado de soledad parecido al que viven los niños protagonistas. Y si recibes la Idea en un lugar, la novela debe ambientarse en ese lugar, es como una ley.

2. Los medios de comunicación se ajustan a la sociedad que tenemos. La sociedad que tenemos es, a veces, más que cuestionable.  Leyendo tu libro nos preguntamos si por un minuto de gloria en televisión seríamos capaces de pasar por mil situaciones…  Explícanos qué te ha motivado a escribir en esta línea y tu opinión sobre los medios de comunicación.

Mi opinión sobre los medios de comunicación es bastante negativa. Realmente solo les preocupa la audiencia. Por ella son capaces de las aberraciones más grandes. Pero apoyando esta voracidad mediática está el ciudadano que quiere ver y ser carnaza, el espectador que necesita nutrirse de las miserias ajenas para ignorar sus propias miserias cotidianas, lo cual es bien triste. Sí, hay muchos individuos que harían cualquier cosa por su minuto de gloria. Afortunadamente no todo el mundo es así, es más, yo diría que casos como el de LA CANCIÓN DE SHAO LI representan una minoría.

3. ¿Cómo surge el personaje de Shao Li?

Está inspirado en la hija de los dueños del bazar chino que había junto a mi lugar de trabajo. Era una niña preciosa. Y de una inteligencia fuera de lo común. Se aburría en el bazar y pasaba mucho rato conmigo y con mis compañeras de trabajo. Tenía seis años. La queríamos mucho pero no dejaba que le diéramos besos porque los chinos no se suelen besar.

4. ¿Te atreves a recomendarnos un libro para pequeños, otro para jóvenes y el último para adultos? Explícanos el  porqué de la elección.

Para los pequeños (pero con un nivel de lectura aceptable), yo recomendaría MANOLITO GAFOTAS. Es una serie de libros realmente divertida.

Para los jóvenes, los dos libros de la biografía de Roald Dahl: BOY, que narra su infancia, y VOLANDO SOLO, en la que habla del tiempo en que formó parte  de la aviación inglesa. Ambos son duros, amenos y están llenos de aventuras.

Para un adulto es más difícil hacer una recomendación porque hay tantos tipos de lectores como estilos de literatura. Flaubert y en especial MADAME BOVARY sería una buena opción.

5. El próximo 8 de marzo celebraremos en el centro El Día de las mujeres trabajadoras. El alumnado debe reconocer que la igualdad es el punto de partida para conseguir una sociedad solidaria y equilibrada. ¿Te gustaría aportar algo al respecto?

 No podría aportar nada que no estuviera ya dicho. Supongo que hay que trabajar por esa igualdad desde la infancia y cualquier esfuerzo que se haga (el de un centro educativo tiene, para mí, gran valor) debe ser aplaudido.

6. Durante este curso nos hemos unido a la Red de escuelas solidarias de Amnistía Internacional. Promoviendo entre el alumnado el conocimiento a través del descubrimiento: les mostramos situaciones de conflicto y reflexionamos sobre ellas. Nos preguntamos qué podemos hacer nosotros para mejorar situaciones, para cambiar el mundo. ¿Conoces el proyecto? ¿Qué te parecen este tipo de iniciativas?

Sí, conozco el proyecto, aunque no en profundidad. Considero que informar y concienciar a los alumnos sobre estos temas ya es un paso importante, si no para cambiar el mundo, al menos para intentar mejorarlo.

7. Marisol, gracias por tus valiosas aportaciones. Esperamos verte pronto y te animamos a que sigas escribiendo en la línea que te caracteriza.

Un fuerte abrazo.